El discurso de Luisín Mejía

El presidente del Comité Olímpico Dominicano (COD) pronunció el discurso central en el Séptimo Encuentro Federativo, donde las 38 Federaciones Deportivas Dominicana, analizaron el deporte aficionado nuestro.

Por considerarlo de interés y por identificarme con la pieza, hago mío el mismo. Cito:” El movimiento Olímpico debe mostrar siempre  su fortaleza.

No puede estar a la merced de un Ministro de turno que venga a trazar nuevas políticas cambiando las establecidas y cambiando el rumbo del deporte. No podemos tener miedo a la hora de reclamar nuestros derechos y las políticas correctas del deporte. No debemos tener miedo de protestar injusticias cometidas con nuestro deporte pensando que el Ministro tendrá retaliación en la entrega de recursos.  No puede primar el planteamiento irresponsable de aquellos dirigentes empleados por décadas en la entonces Sedefir, que envenenan al titular de turno con las siguientes frases asqueantes: “El que pone el dinero es el dueño de la fiesta” “Los olímpicos lo que quieren es dirigir el Ministerio” “Los federados viven de eso y se benefician de esto” “Los olímpicos solo quieren que  se hagan lo que ellos plantean”. No podemos seguir en el deporte esperando el criterio el zuing del Titular de turno:

¡Una vez fue prioritario el deporte juvenil! ¡Otra vez fueron las improvisaciones! ¡Otra vez las políticas alternativas! ¡En otra ocasión la playa y los festivales! ¡Ahora los convivios y demás!

¿Se opone el movimiento a esto?  Jamás. Lo que necesitamos es que el Gobierno defina una política por lo menos de 10 años y que no cambie cada vez que llega un titular.

Estamos a merced de lo que dicte su mente, o su genealidad creativa de la diversidad.

Los que hacemos deporte de alto rendimiento, tenemos un programa definido, como lo establecen los códigos internacionales.

Le pedimos al Superior Gobierno que establezcamos una política concreta del deporte, no estamos imponiendo una política, estamos pidiendo que se defina la política a seguir.

El grado de desarrollo
El movimiento olímpico ha alcanzado un grado de desarrollo que no puede desmontarse por la inseguridad de la entrega de los recursos a las federaciones deportivas nacionales.

El Ministro de turno debe borrar de su mente que la asignación federativa es suficiente para atender el compromiso de cada federación, quien atiende todas las categorías: Menores, juveniles y superiores y en ambos sexos.

El pago de los entrenadores no puede seguir bajo la costilla de los recursos que reciben las federaciones. Tienen que estar bajo la nómina de la dirección técnica del Ministerio.

No puede seguir sin resolverse el status de los monitores deportivos, cuya principal residencia se enquista en los hogares de los activistas políticos del partido de gobierno y esto ha ocurrido con los gobiernos de los 3 partidos políticos del país que nos han gobernado. Esto provoca que las federaciones tengan que sacar un presupuesto para los monitores deportivos.

El mantenimiento de las instalaciones deportivas debe ser manejado por el Ministerio en su totalidad.

El movimiento olímpico

El movimiento Olímpico Dominicano, se ha colocado a la altura que demanda la legislación de la transparencia financiera del país. (Ver lo que hemos hecho)

Hemos cambiado nuestros estatutos y reglamentos, incluido electoral. No tenemos secretos en el orden legal. Todo esta de cara al sol y en internet.

Hemos decidido no depender solamente del sector gobierno, por eso el CRESO y detallar sus beneficios. Hemos borrado la imagen de que solo estamos pendientes del gobierno. El sector privado confía en el movimiento olímpico.

Ha desaparecido del escenario público: las diferencias y pleitos vergonzosos intrafederaciones deportivas. Hoy día no tenemos ni un solo conflicto.

Para sentar más las bases para el entendimiento, hemos creado el Tribunal del Arbitraje Deporte Dominicano con el concurso del Comité Olímpico Internacional y la Suprema Corte de Justicia.

Fuente: Listin Diario